Berbegal en el tiempo

BERBEGAL EN EL TIEMPO

1088, el Rey Don Sancho Ramírez de Aragón rescata a la villa de Berbegal de la servidumbre musulmana y un año después se convierte en el cuartel para el ejército del infante Don Pedro que se disponía a ayudar a su padre en la conquista de Monzón.

1217, Jaime I El Conquistador, con solo 9 años, sale del castillo de Monzón para reunirse con sus afines en Berbegal, con quienes marcha dirección a la ribera del Cinca para enfrentarse, por la lucha del trono que legítimamente le correspondía, con sus tíos D. Sancho y D. Fernando. La fidelidad de Berbegal al infante le supondrá la dotación por parte de este con el privilegio de la Feria quincenal, tradición que se conserva a día de hoy, y la otorgación a los vecinos con grandes extensiones y franquicias entre las que destacan la libertad para nombrar a sus jurados y justicias.

1410, el rey D. Martín El Humano intenta conceder la villa de Berbegal en feudo y señorío a D. Pedro de Torrellas, barón de la Roca en Cataluña. Los vecinos de la villa, en desacuerdo con el monarca, pleitearon con el Rey y la Corte de Justicia Mayor del Reino falló a su favor.

1512, Fernando el Católico otorga a Berbegal, en Burgos, el real privilegio de pertenecer siempre a la corona y su derecho de voto en Cortes.

1651, la Villa de Berbegal es elegida como arsenal de armas de los ejércitos reales y encargada de custodiar los pertrechos de la guerra.

1700, en plena Guerra de Sucesión, la villa de Berbegal se convierte en plaza militar archiducal por el pretendiente austriaco hasta la victoria de Felipe V.

1808, durante la Guerra de la Independencia, sus habitantes luchan valientemente contra Napoleón. La represalia será tremenda.

1837, se convierte en el cuartel general de las tropas isabelinas durante las luchas entre isabelinos y carlistas, acampados en Barbastro.

S. XX, Berbegal pierde todos sus archivos al quedar dentro de la zona republicana, lo que hace muy complicada la reconstrucción de su pasado histórico.

PERSONAS CÉLEBRES

JAIME CALLÉN
Ilustre

El colegio San Vicente fue fundado por Don Jaime Callén el día de San Vicente Mártir en el año 1587, como consta en el acto de constitución que testificó Juan Marterol, notario real. Don Jaime Callén llegó a juntar grandes caudales y no teniendo sucesión los empleó en obras públicas. Para la manutención del Colegio de San Vicente destinó el fondo correspondiente a mil escudos de rédito anual.

MARIANO BIELSA Y LATRE, “EL CHISTAVÍN”
Atleta

También conocido como el “Andarín de Berbegal”, este peculiar personaje nació en 1860 en el seno de una humilde familia de esta villa aragonesa. Desde muy pequeño, Bielsa quedó encandilado por las “Carreras de pollos” que se celebraban en las fiestas patronales de su localidad y, con menos de 20 años, ya comenzaba a dar sus primeros pasos como “andarín”.

Por aquel entonces, no existía el concepto de deporte, así que los atletas de aquella época no eran más que unos cuantos locos que corrían por pura afición y por sacarse unas perrillas en las fiestas de los pueblos o en las apuestas que provocaban en plazas de toros y otros lugares.

La verdadera fama de Bielsa, no sólo a nivel regional, sino también nacional, llegó cuando en la Plaza de Toros de Zaragoza derrotó al italiano Bargossi, también conocido como “El hombre locomotora”, que había ganado su fama derrotando a caballos y a cuantos atletas se le ponían por delante. Fue el 22 de Octubre de 1882, al recorrer en 43 minutos las 81 vueltas pactadas al redondel de la Plaza, una distancia de 14km y 600m.

PILAR MAS CASTERAD
Religiosa

Nacida el 10 de abril de 1878. Parte hacia Fraga y posteriormente hacia Barcelona. El 8 de octubre de 1897 comienza su postulantado en Aiguafreda. Toma el hábito el 18 de julio de 1899 y profesa el 2 de agosto de 1899. Es elegida Superiora General en el capítulo de 1823.

La Congregación crece bajo la certera dirección de M. Pilar cuando estalla la Guerra Civil. Las mil dificultades del destierro no le impiden hacer planes ni disminuye en ella el sentido práctico. Los dificiles años de la guerra civil son fecundos en el apostolado. Terminada la guerra, nuevamente reorganiza y consolida la Congregación.

M. Pilar Mas es reelegida Superiora General de los Capítulos celebrados en los años 1929, 1935, 1941 y 1947. Sigue trabajando en la medida que le permiten sus fuerzas, hasta que el 21 de marzo de 1949 muere en Barcelona.

OTROS:

ROMUALDO DOZ Y PORRAS
FRANCISCO GUARJA
JAIME DOZ
MIGUEL DOZ Y NAVAL
MARIANO BIELSA Y LATRE “EL CHISTAVÍN”
SANTOS MUR
SILVERIO DOZ Y NAVAL
JOAQUÍN ESCARTÍN Y CARRERA
FRANCISCO ANTONIO ESCARTÍN Y CARRERA
LORENZO CAVERO Y TERRAZA
MIGUEL CAVERO BLECUA