Skip to content Skip to left sidebar Skip to right sidebar Skip to footer

Finaliza la recuperación del Camino de Santiago de La Ribagorza con la mejora del trazado entre Roda de Isábena y Berbegal

El pasado 25 de junio se presentaron en Huesca las acciones de mejora realizadas en el trazado GR-17, que forma parte del Camino de Santiago, desde Roda de Isábena hasta Berbegal, punto de enlace con el ramal del Camino de Santiago catalán, que viene de Montserrat.

Los peregrinos que antaño iban caminando hasta Santiago de Compostela frecuentaban diferentes recorridos en función de sus lugares de origen, como el conocido Camino francés, el valenciano, el catalán o la ruta jacobea de la Ribagorza, que une San Bertrand de Cominges (en Francia) con Berbegal recorriendo gran parte de la zona noreste del Alto Aragón. Para poner en valor esta ruta, que atraviesa La Ribagorza y parte del Somontano, y continuar con la señalización y adaptación que se hizo en 2018 hasta Roda de Isábena, la Diputación Provincial de Huesca ha financiado la mejora de los últimos 88 kilómetros de este camino.

Los trabajos, con un coste aproximado de 244.380 euros y realizados por PRAMES, se extienden desde Roda de Isábena hasta Berbegal, punto de enlace con el ramal del Camino de Santiago catalán, que viene de Montserrat.

Una recuperación que comenzó en 2018 con las tres primeras etapas en territorio altoaragonés

La Diputación Provincial de Huesca comenzó hace más de dos años los trabajos de recuperación de la ruta jacobea de la Ribagorza o vía Arán-Pirineos, concretamente las 4 etapas que separan Montanuy de Roda de Isábena. 

El trazado del GR-17 está compuesto por 9 etapas, en total 158’5 kilómetros de recorrido que se integrarán en la red de senderos turístico de Aragón y como ruta específica del Camino de Santiago, respetando los caminos tradicionales por los que ya discurría y que pasaron al olvido con la despoblación de parte de este territorio, el abandono del pastoreo transhumante y el fin de las peregrinaciones.

Esta ruta combina el interés histórico con el medioambiental. De forma transversal, se suceden paisajes cambiantes de gran diversidad geológica y biológica con bosques, barrancos, congostos o collados, así como la parte histórica y etnográfica que dejan pueblos como Soler, Capella, Ubierto o Costeán, con otras poblaciones de mayor tamaño como son Graus o Barbastro entre otros.

La ruta se encontraba documentada en apuntes que lo marcaban como paso alternativo de los peregrinos que llegaban desde San Bertrand de Cominges procedentes de Narbonne o de Toulouse. A finales de la Edad Media, cuando el paso de Somport se vio afectado por guerras religiosas entre hugonotes y católicos, comenzó a utilizarse este camino. De hecho, en el mapa francés de 1.648 se muestra el paso de Saint Bertrand de Cominges a Vielha en dirección a Barbastro como una vía ya existente.

Imagen, fuente y más información en la página web de la DPH>