Skip to content Skip to left sidebar Skip to right sidebar Skip to footer

La Biblioteca Municipal de Berbegal cumple 40 años

El pasado año 2020, la Biblioteca Municipal de Berbegal cumplía 40 años desde su apertura

La biblioteca de Berbegal abrió sus puertas por primera vez en 1980, y su ubicación ha cambiado varias veces. La actual se encuentra en los bajos del Ayuntamiento (Plaza Constitución).

Varios vecinos y vecinas se han ocupado de nuestra biblioteca (pública y municipal) a lo largo de estos 40 años, y la forma de catalogación ha evolucionado también con el transcurso de los años; pasando de hacerse con fichas hechas a mano para cada libro, hasta informatizarse por completo allá por el año 2006. La biblioteca y su funcionamiento han ido adaptándose a los tiempos hasta llegar a un catálogo completamente online, de accesible y fácil consulta para todas las personas interesadas.

Todo empezó cuando la Comarca de Somontano, junto a los Ayuntamientos y la Diputación Provincial de Huesca, dieron un impulso a las bibliotecas ya existentes formando una red interna que fortaleció este sector: la Red Comarcal de Bibliotecas del Somontano de Barbastro.

La Diputación y la Comarca han apostado por estas pequeñas bibliotecas facilitando las herramientas y la formación necesarias a las personas al frente de ellas y ofreciendo subvenciones para la compra de libros y material. Hoy por hoy, también se están desarrollando diversos proyectos para hacerlas más visibles.

Centrándonos en nuestra biblioteca, hemos participado siempre que ha sido posible en la Feria del Libro, nos hemos sumado al proyecto piloto Bibliotecas Verdes del Somontano de Barbastro y, últimamente, hemos puesto en marcha el “Punto Violeta” del proyecto CONCILIA, un espacio de igualdad en las bibliotecas rurales aragonesas.

A lo largo de los años, se han llevado a cabo charlas, talleres y actividades de todo tipo para dinamizar la cultura en nuestro pueblo, además de mantener y agrandar el fondo bibliotecario que, actualmente, cuenta con más de 6000 ejemplares.

Hay que señalar que, en este fondo, hay un gran número de ejemplares donados por vecinos y vecinas de Berbegal con especial mención a Irene Garcés Ángel, quién nos ha proporcionado cantidad y variedad de libros, así como maquetas de madera, réplicas de máquinas de hacer papel y objetos relacionados con la edición de papel que la biblioteca exhibe permanentemente como decoración. En agradecimiento, se le dio su nombre a la actual sala de lectura. ¡Gracias por vuestra generosidad!

Y, ahora, para conmemorar esta fecha tan especial de nuestra biblioteca, hemos querido renovar su distintivo. El nuevo diseño ha sido creado por la berbegalense Marina Durán Campo:

 

 

¡Felicidades! ¡A por muchos más!